Lo reveló, a petición de un seguidor, en un video que publicó en su cuenta personal en Instagram.

De hecho, en su cuenta personal en Instagram abre un espacio recurrentemente para responder preguntas que le hacen en la plataforma. A esta sección le llama ‘Las tres de la semana’

En su más reciente video respondió, en primer lugar, sobre la decisión más difícil que ha tomado en su vida. Jiménez contó sobre cómo uno de sus primeros trabajos consistió en vender aguacates y que fue difícil para él arriesgarse a saltar al mundo de la música. No obstante, dijo, al inicio de su carrera artística tuvo que regresar a este trabajo para sostenerse económicamente durante un periodo.

Otra de las preguntas se centró en los fetiches sexuales del artista.

https://www.instagram.com/tv/COy7svfhiw6/?utm_source=ig_embed&ig_rid=1215bc69-c882-41d8-a5f9-af9971fc4484

“Tengo que confesarlo, soy un hombre al que le fascinan los senos de las mujeres”, dijo. Además, explicó: “Sí, me gustan los senos de las mujeres, entonces me produce fetiche eso. Me gusta cuando una mujer se desnuda frente a mí. Y tengo que aclarar algo, no soy morboso, no sé por qué, no soy ese tipo que le pone tanto veneno a las cosas”.

El artista no se quedó ahí. Afirmó que también tiene como fetiche sexual el pegar nalgadas durante una relación sexual. “Es un fetiche chévere. Pues, las mujeres son bonitas…”.

Sobre si le gusta practicar el sadomasoquismo, Jiménez aclaró: “No tan brusco. Me gusta que cuando estamos juntos, su palmadita”. Al terminar de contar, entre risas, dijo: “No me pregunten más cosas así que me están haciendo sonrojar. Siento que esta fue muy cabrona. El que me la envió, lo odio, pero ahí se la respondí porque dije que iba a responder todo”.

La sección termina con la explicación que Jiménez le hace a otro seguidor sobre cuánto cuesta promocionar una canción del género en Colombia. El artista revela que se podrían necesitar unos cinco a diez millones de pesos para producir una canción y otros veinte millones para la realización de su respectivo videoclip. Jimenez detalla, entonces, que además de la promoción en radio, televisión y plataformas digitales, se podrían requerir en total unos 250 millones de pesos.

EL TIEMPO