Inicio Uraba Actualidad Ministra del Trabajo evaluó cifras de accidentes laborales en Urabá

Ministra del Trabajo evaluó cifras de accidentes laborales en Urabá

393
0
Compartir

Un diagnóstico estadístico sobre el comportamiento de la accidentalidad y enfermedades laborales  en el sector bananero de Urabá, presentó la Administradora de Riesgos Laborales (ARL) Positiva, que tiene la mayor cobertura de sus afiliados en esta zona.

Gloria Morgan, vicepresidente de promoción y prevención de ARL Positiva señaló que en el quinquenio que va del 2012 a enero de 2017 se han registrado en Antioquia 204 mil eventos reportados, de los cuales el 97% son de carácter laboral y, 97% de ellos, son leves.

“Si uno mira realmente la mayoría de los eventos son leves, son coherentes con dos aspectos: la clasificación de la actividad económica por la cual están pagando y, el resultado de que la gran mayoría de los casos sean leves, es producto de la gestión que viene cumpliendo la ARL”, sostuvo durante la presentación.

Tras el diagnóstico presentado la ministra del trabajo Clara López indicó que, como conclusión, se acordó entre todos los actores del sector trabajo, AUGURA, SINTRAINAGRO y las cajas de compensación iniciar a partir del próximo viernes, 10 de marzo, una mesa de trabajo, “para que todos unidos busquemos fórmulas para reducir la accidentalidad en el trabajo y las enfermedades laborales para garantizar así mejores condiciones laborales en esta región”.

Nuestra meta es llegar a cero, no vamos a llegar a esta cifra en un día, en un año, en un corto espacio de tiempo; países como Gran Bretaña que han puesto énfasis en este importante derecho fundamental en el trabajo, han llegado a unos  logros extraordinarios que nosotros queremos emular, hemos firmado un convenio con ellos para un aspecto muy importante: colaboración en el manejo de químicos tanto en el sector petrolero como en el agrario”, aseguró la Ministra.

Frente al panorama presentado, el presidente de AUGURA, Juan Camilo Restrepo, celebró que se hayan expuesto estas cifras, “uno no puede corregir dificultades y errores sino reconoce lo que existe. Y para nosotros lo que hemos denominado productividad y comercio sostenible es parte fundamental la seguridad y salud de nuestros trabajadores y trabajadoras”.

La Ministra así mismo se refirió a las mejoras en la que viene trabajando la cartera y para  ello, se impulsa estos encuentros para la promoción de la seguridad y salud en el trabajo de los empleados de la región. “Igualmente, socializamos el decreto 1072 sobre el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo-SG-SST que deben implementar todas las empresas del país sin tener en cuenta su tamaño y número de trabajadores a partir del 1 de junio de este año“, sostuvo la titular de la cartera.

Esta Normativa busca identificar los peligros, evaluar y valorar los riesgos  para establecer los respectivos controles, mediante la mejora continua del Sistema en las empresas para  ajustar las contingencias que puedan afectar la seguridad y la salud en el trabajo, destacó la funcionaria.

López Obregón anunció que la tabla de calificaciones de enfermedades se encuentra en proceso de modificación, “el texto  definitivo debe salir a más tardar en las próximas seis semanas donde se conocerá la nueva tabla que se ha discutido de manera tripartita entre el Ministerio del Trabajo, empresarios y trabajadores”.

Según el diagnóstico presentado el mayor número de enfermedades laborales reportadas están identificadas con: extremidades superiores, 27,7%; síndrome de túnel carpiano, 10,6%; síndrome del manguito rotador y epicondilitis, 5,2%. Por su parte los trastornos de disco lumbar e intervertebral y las lumbalgias alcanzan 19,1% para los años 2012-2016.

Se identificó una disminución de la accidentalidad en el año 2016 con respecto al 2015 en los sub-sectores de elaboración de productos alimenticios, 44%; transporte por vía terrestre, 30%; construcción, 11%; comercio y otras actividades empresariales, 9%. Se presenta un aumento en el año 2016 con respecto al 2015 en los sub-sectores de administración pública, con 29%; transformación de la madera y productos de ésta, en 22%; y fabricación de otros productos minerales no metálicos, en 16%,  para el mismo periodo.

Dejar una respuesta