Roberto Esquivel es un hombre de origen humilde que en el año 2015 se presentó ante un medio de comunicación mexicano, para anunciar que tenía un pene de 48 centímetros y que quería ser reconocido por la organización de los récords Guinness.
Tener un pene tan grande no es tan bueno como suena: Esquivel dice que tener un pene de 48 cm causa infecciones en las vías urinarias con frecuencia y también dificulta su capacidad de trabajar.

Además, los doctores le han dicho a Esquivel que el tamaño y la composición de su pene hace que tener relaciones sexuales sea imposible, pero él se rehúsa a reducir el tamaño de su pene.

Roberto se dejó de pena, y decidió mostrar al mundo que lo que tiene entre las piernas no es mentira.

fuente: www.lapatilla.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here