El pleito tiene lugar en Estados Unidos y a Canon USA como protagonista.

Si tuviéramos que hacer un ranking de las empresas de tecnología peor valoradas por los usuarios, creo que gran parte la conformarían las marcas de impresoras. Hoy le toca el turno a Canon, envuelta en una demanda por inhabilitar el escaneo cuando las impresoras se quedan sin tinta.

El pleito tiene lugar en Estados Unidos y a Canon USA como protagonista haciendo frente a una demanda colectiva que alega que la compañía no permite que los propietarios de ciertas impresoras utilicen las funciones de escaneo o fax si el dispositivo se queda sin tinta.

Según ha explicado David Leacraft, quien presentó la demanda el martes pasado alegando marketing engañoso y enriquecimiento injusto por parte del fabricante de la cámara y la impresora:

Mi impresora Canon Pixma MG6320 “todo en uno” se negaba a escanear o enviar por fax documentos si no quedaba tinta en la impresora. Dado que la tinta no es necesaria para que el dispositivo realice escaneo o envío de faxes, esas funciones deberían ser accesibles incluso si la impresora se ha quedado sin tinta. 
El demandante Leacraft no habría comprado el dispositivo o no habría pagado tanto por él si hubiera sabido que tendría que mantener tinta en el dispositivo para escanear documentos.

Por supuesto, David Leacraft no es el único que demanda a la compañía. Otros usuarios se han puesto en contacto con Canon sobre este mismo problema desde al menos 2016. De hecho, los agentes de atención al cliente les dijeron a los clientes que los cartuchos de tinta deben instalarse para usar todos los funciones de la impresora.

La nueva demanda colectiva señala que, aunque Canon anuncia que sus impresoras todo en uno incluyen funciones de impresión, copia y escaneo, no hay ninguna advertencia que muestre que se necesita tinta para usar estas funciones:

La empresa está engañando a los clientes para que compren un producto que fue diseñado para introducir de manera artificial y poco ética cuellos de botella funcionales al atarlos a los niveles de tinta, aunque, en términos prácticos, el nivel de tinta es irrelevante para las otras funciones de los dispositivos. No hay ninguna razón o base técnica para fabricar las impresoras todo en uno con una función de detección del nivel de tinta que hace que el escáner deje de funcionar cuando la tinta está baja o vacía. Canon diseñó las impresoras todo en uno de tal manera que requieran que los consumidores mantengan tinta en sus dispositivos independientemente de si tienen la intención de imprimir. El resultado es un aumento en las ventas de tintas de las que Canon obtiene importantes beneficios.

La demanda se ha presentado en el Tribunal del Distrito Este de Nueva York y busca al menos 5.000.000 de dólares en daños, excluyendo intereses, tarifas y costes de litigio. [Petapixel]