Con el “24-qubit Wuyuan”, China se une al selecto grupo de países con la capacidad de entregar un ordenador cuántico para uso práctico.

China se convirtió en el tercer país, tras Canadá y EE. UU., en ser capaz de entregar un computador cuántico de uso práctico, con tecnología fabricada íntegramente en el gigante asiático.

La computadora desarrollada por Origin Quantum, bautizada como “24-qubit Wuyuan”, está basada en tecnología de chips superconductores y se entregó a un usuario desconocido hace más de un año, informó hoy el diario hongkonés South China Morning Post.

Los datos aportados este lunes por la revista científica Science and Technology Daily son considerados la primera confirmación oficial de que esta tecnología disruptiva se ha utilizado para la vida real en China.

El informe revela también que Origin Quantum, compañía fundada en 2017 por Guo Guoping y Guo Guangcan, físicos cuánticos de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China (USTC), ha desarrollado varias computadoras de este tipo desde que entregara la Wuyuan.

Con el 24-qubit Wuyuan China se une al selecto grupo de países con la capacidad de entregar un ordenador cuántico, tras Canadá, que vendió su primer modelo en 2011, y EE. UU., que hizo lo propio en 2019 con IBM.

¿Cómo funciona un computador cuántico?

Este tipo de tecnología utiliza unidades elementales llamadas bits cuánticos, o cúbits, para reemplazar el 0 y el 1 utilizados en la informática tradicional.

La computación cuántica tiene muchas aplicaciones, entre ellas la de resolver en segundos, cuando funcione a pleno rendimiento en el futuro, algoritmos que con los ordenadores tradicionales se tardaría cientos de miles de años.

El cofundador de Origin Quantum, Guo Guoping, afirmó que la tecnología produciría beneficios visibles en la vida diaria en un plazo de tres a cinco años.

“Las computadoras cuánticas pueden actuar como aceleradores. Por ejemplo, un problema que puede tardar un mes en calcularse con 10 supercomputadoras tradicionales, si se agrega una computadora cuántica al grupo de computación, el tiempo de cálculo puede reducirse de tres a siete días”, aseguró Guo.

El pasado mes de agosto, el gigante tecnológico chino Baidu anunció el lanzamiento de una computadora cuántica de desarrollo propio con acceso abierto para las personas a través de un sistema que permite su uso con cualquier dispositivo.

Varios analistas predicen que la escala industrial de la computación cuántica en el mundo alcanzará los 800.000 millones de yuanes (116.000 millones de dólares) para 2031, y la mayoría de las grandes empresas adaptarán la tecnología de computación cuántica en una década.