Inicio Colombia Actualidad Las bandas marciales temen que la policía las desmantele

Las bandas marciales temen que la policía las desmantele

520
0
Compartir

Luego de que la Policía de Jericó exigiera a la banda de marcha Sergio González Orozco, del mismo municipio, que silenciara el tango Lejos de ti porque de lo contrario serían sancionados bajo el nuevo Código de Policía, las bandas de marcha del departamento mostraron su preocupación y afirmaron que los lugares públicos son los únicos espacios que tienen para realizar sus ensayos y que de no poder hacerlo en estos lugares, sería el fin de los grupos.

Lea aquí: Con Código de Policía sancionan a banda de marcha de Jericó

Según Jesús María Tobón, director de varias bandas marciales en el municipio de Caramanta y en Medellín (entre ellas dos de adultos mayores, la del Club de Vida Santa Lucía y la de Prado Brasilia), Antioquia no tiene cultura de bandas marciales “como sí hay en ciudades como Bogotá”, donde los grupos hacen parte de instituciones públicas y educativas contando con sitios adecuados para sus actividades. El director asegura que aunque respetan los horarios, tratando de ensayar en las noches y en las tardes para no afectar actividades laborales ni educativas, “me preocupa que alguien llame a la Policía y yo con los adultos mayores o con los niños ensayando”, expresó.

Ricardo Gaviria Vélez, quien ha hecho parte de bandas marciales desde hace 30 años y actualmente ensaya con la suya en el coliseo Fernando Montoya, del municipio de Caldas, explica que sería “muy perjudicial si no nos permiten ensayar porque somos un grupo de 44 personas entre las que hay niños, jóvenes y adultos, y lo único que hacemos es cultura”. Gaviria manifiesta su preocupación ya que se acerca Semana Santa y competencias nacionales para las cuales necesitan practicar.

Por su parte Julián Henao Zapata, uno de los líderes de la banda Medellín Vanguardia (Meva), piensa que es “absurdo que el estado colombiano se preocupe más por buscar la caída al ciudadano de a pie, cuando la Policía debería estar cumpliendo otras funciones. Nuestro derecho al sano esparcimiento, libre desarrollo de la personalidad, diversión y educación, derechos que nos da la Constitución, se están viendo violados por el Código de Policía”.

Los directores y líderes de las bandas de marcha reiteraron que sus grupos son sin ánimo de lucro y que lo que ellos hacen es brindar oportunidades de diversión y educación a los niños, jóvenes y adultos de sus comunidades.

Fuente: elColombiano.com

Dejar una respuesta