Inicio Noticias Colombia La leyenda del vallenato que cayó en operación contra delitos sexuales

La leyenda del vallenato que cayó en operación contra delitos sexuales

35
0
Compartir

A Miguel Herrera se le sindica del presunto delito de explotación sexual de menor de 18 años.

Por presunta explotación sexual comercial de menor de 18 años, en el municipio de Soledad, Atlántico, fue capturado el acordeonero de música vallenata,  Miguel Herrera. 

La captura del músico, de 63 años, se dio por parte de La Sijín, en conjunto con la Fiscalía Especializada en Delitos Sexuales, en una operación denominada ‘Las Celestinas’, en la que cayeron varias personas pertenecientes a una red dedicada al proxenetismo con menores de edad.
Su captura se dio una vivienda del barrio Costa Hermosa del municipio de Soledad.

En los años 80, cuando las agrupaciones tenían nombres como Los Gigantes, Los Embajadores o Las Musas (del vallenato), el cantante Miguel Herrera, nacido en El Difícil (Magdalena), fundó, en 1979, Los Copilotos del Vallenato, junto con su hermano Adaulfo. De esa primera unión musical quedó como éxito local la canción ‘Fatalidad’.

Más adelante, empezaría a ascender en el medio vallenato junto con Elberto ‘el Debe’ López (rey vallenato 1980) con el que solo grabaron un álbum. Su unión vallenata más duradera -de la que resultaron seis álbumes– fue con otro rey vallenato: Raúl ‘el Chiche’ Martínez, con quien grabó ‘Venceremos’. Esta canción es considerada uno de sus mayores éxitos musicales. Aunque también está ‘Mil canciones’, un vallenato navideño, que aún suena en esta temporada. 

Otro rey vallenato, que acompañó a Herrera durante su carrera fue Julio Rojas. Más adelante, junto con Luis ‘El negrito’ Villa grabó ‘Nací solo’. Su estilo vallenato ha ido entre lo clásico tradicional y lo romántico que marcó su mejor época musical.

Dentro del anecdotario vallenato, se recuerda que Herrera fue el único compositor (también es muy hábil con el acordeón) que se atrevió a responderle con la canción, titulada ‘La pastillita’, a la composición ‘La rasquiñita’ de Diomedes Díaz, en la que el fallecido ídolo vallenato se quejaba de la envidia de sus colegas músicos. Muchos se ofendieron, pero no contestaron a estos versos armando una piqueria. Herrera fue el único y Diomedes le siguió con otra canción.

Sin embargo, a pesar de este historial, la carrera de Herrera se fue diluyendo en las décadas siguientes, tanto que las nuevas generaciones lo identifican poco en el cuadro de los cantantes vallenatos.
eltiempo.com
BARRANQUILLA

Dejar una respuesta